EL OLIVO IMPULSA EL TURISMO SOSTENIBLE EN GRECIA

El aceite de oliva tiene un gran potencial como reclamo para los destinos turísticos griegos y puede utilizarse como una herramienta de desarrollo sostenible.

La presencia del olivo ha dejado huella en el paisaje y en la vida de los países mediterráneos. Este árbol mítico y sagrado está enraizado con las costumbres y estilo de vida, y forma parte inseparable de una civilización propia que se ha venido a llamar la civilización del olivo.

El inicio de la civilización europea está vinculado a este símbolo universal de paz y diálogo. Consciente de su importancia, el Consejo de Europa impulsa las Rutas del Olivo, que son itinerarios de descubrimiento paisajístico, intercultural y de diálogo relacionado la historia de este árbol y su beneficio en las regiones productoras de aceite de oliva.

Si hablamos de los cimientos de Europa, empezamos inexorablemente por Grecia porque de este país fue la primera civilización avanzada de Europa. Y si comenzamos por el país heleno,  lo hacemos de manera natural por sus rutas del olivo. En un momento en el que la competencia ha establecido nuevas reglas en el mercado turístico mundial, el reto para Grecia es convertirse en un actor exitoso en el contexto del desarrollo del turismo sostenible. Las rutas del olivo tienen una demanda emergente entre las actividades de turismo de interés especial, como la agricultura y la alimentación sana, y proporcionan a los destinos griegos la oportunidad de diferenciarse y mejorar su turismo.

El turismo gastronómico y los productos alimenticios locales, en especial el aceite de oliva, tienen un gran potencial para el impulso de los destinos turísticos griegos. Además son un elemento más de lucha contra una crisis económica y social que ha tenido y aún tiene signos notables en Grecia.

Pero, ¿qué es el turismo sostenible? Para que el turismo sea sostenible tiene que respetar los ecosistemas locales y permitir un uso óptimo de los recursos ambientales, del patrimonio cultural y de los valores tradicionales de las comunidades de acogida, al tiempo que debe fomentar la comprensión intercultural y la tolerancia.

Pequeña granja típica en el Peloponeso (Grecia), rodeada de olivar.
Pequeña granja típica en el Peloponeso (Grecia), rodeada de olivar.

Es por eso que el aceite de oliva puede convertirse en una herramienta para garantizar un turismo sostenible más allá de los clichés de sol y playa que han dominado desde los años sesenta en los países de la cuenca mediterránea. Es necesario diferenciarse, y el turismo sostenible relacionado con la gastronomía ofrece una gran oportunidad para conseguirlo.

El AOVE como reclamo turístico

Para usar el AOVE como un reclamo y pilar fundamental de este turismo, debe estar muy conectado a la gastronomía local. A este fenómeno algunos le han llamado cocina de proximidad. Este es un elemento esencial para explorar nuevas culturas a través de su sabor.

Si las actividades relacionadas con el aceite de oliva como la cosecha, recolección o el molturado se promueven efectivamente, los destinos griegos tienen la oportunidad de hacerse atractivos incluso fuera de temporada y, lo más importante, añadir valor a la experiencia de los turistas.

Las actividades relacionadas con el oleoturismo abarcan las diversas etapas, desde el cuidado del olivo hasta que el zumo de la aceituna sale de la almazara. Las rutas de aceite de oliva contemplan el proceso de producción, el cuidado de la calidad y la importancia cultural del aceite de oliva, finalizan con una cata para saber distinguir los principales tipos de AOVE.

El sur del Peloponeso y Creta son las partes más importantes de la producción de aceite de Grecia y, en concreto, regiones como Mesenia, Laconia, Chania y Lasithi.

Grecia dedica el 60 por ciento de sus tierras cultivadas a la olivicultura, y a pesar de su pequeño tamaño, ocupa el tercer lugar en la producción mundial de aceitunas. Es lógico que sea uno de los países que se pueden permitir utilizar el AOVE como reclamo turístico, algo que ya viene siendo frecuente en países del entorno como el caso de Italia y España.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars(2 votos, media: 5,00de un total 5)
Comparte esta entrada en:

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *